La contaminación es un tema candente en la sociedad actual. No es de extrañar teniendo en cuenta cómo el ser humano ha degradado el planeta Tierra durante los últimos 100 años. En este sentido, no solo sufre nuestro planeta, sino también los aparatos respiratorios de los ciudadanos.

Así, más del 80% de las personas que viven en grandes urbes respiran aire contaminado, creado en gran parte por el humo que emiten los vehículos. Hablamos de un problema colosal que puede acarrear graves consecuencias en la salud. Por ello, hoy te vamos a mostrar cinco inventos capaces de ayudar a que respiremos un aire más limpio.

Ruedas que absorben C02 y liberan oxígeno

Goodyear, la multinacional conocida por sus neumáticos, ha inventado Oxygene, un nuevo tipo de neumático que pretende revolucionar el mundo. Oxygene se crea mediante impresión 3D utilizando el polvo de caucho de neumáticos reciclados como material. La compañía incluye musgos vivos en la pared lateral del neumático que son capaces de absorber C02 y, además, liberar oxígeno.

Goodyear presentó esta innovadora tecnología en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 2018. Como ejemplo, si los 2,5 millones de vehículos de París incorporasen estos neumáticos, lograrían absorber aproximadamente más de 4.000 toneladas de dióxido de carbono al año y generarían casi 3.000 toneladas de oxígeno.

Bufandas que filtran la contaminación

Como hemos comentado anteriormente, las personas de las ciudades respiran aire contaminado, situación que no favorece en absoluto su salud. Firmas como Wair, Bioscarf o Scough lo saben y han ideado un producto para luchar contra ello.

Estas empresas comercializan unas mascarillas con apariencia de bufandas en diferentes diseños y colores. Éstas protegen a sus dueños de olores, virus, bacterias, alérgenos y micropartículas de polución (concretamente PM2.5 y PM0,1). Las últimas son extremadamente dañinas, logrando incluso taponar arterias. La gran mayoría de las micropartículas nacen de la quema del aceite de los motores diésel.

Carreteras solares

Holanda es uno de los países del mundo en los que más se usan las bicicletas. No contentos con ello, la firma Solaroad ha creado una tecnología para ser más ecológicos aún.

Ésta consiste en carreteras y carriles bici solares. Dichas vías se fabrican con hormigón y están cubiertas de paneles solares. Como te estarás imaginando, las placas acumulan la energía del Sol que reciben.

Tan solo 70 metros de carretera podrían servir para abastecer a tres hogares. Si esta tecnología se implantase en todas las carreteras existentes por lo largo y ancho del globo, la energía resultante sería de unas dimensiones ciclópeas.

Por ahora, solo algunos carriles bici de Holanda, una carretera de Francia y una autopista de China cuentan con la tecnología de la que hablamos.

Aceras que limpian el aire

Por increíble que pueda parecer, ya existen aceras capaces de limpiar el aire. Pavimentos de Tudela es la compañía detrás de este curioso invento. La tecnología ecoGranic degrada los elementos tóxicos mediante fotocatálisis transformándolos en sustancias químicas, como el agua y los óxidos de carbono.

ecoGranic es muy eficaz en la eliminación de óxidos de nitrógeno, sustancia conocida por protagonizar las “boinas” que cubren determinadas ciudades. Del mismo modo, actúa sobre compuestos orgánicos volátiles y micropartículas en suspensión.

Lo gracioso es que es muy complicado distinguir estas baldosas de las corrientes. Las de Pavimentos de Tudela están formadas por materiales reciclados, mientras que la zona superior es la que lleva instalada la tecnología que realiza la limpieza.

Una acera del tamaño de un campo de fútbol con ecoGranic permitiría eliminar la contaminación de aproximadamente 4.000 vehículos. Esta tecnología ya se emplea en decenas de ciudades en todo el mundo.

Tinta generada a partir del humo

Con todo el humo que hay en las grandes urbes, ¿te imaginas poder reciclarlo de algún modo? Anirudh Sharma, científico y creativo del MIT Media Lab, ha ideado una técnica capaz de hacerlo realidad.

El investigador indio ha elaborado un dispositivo que ha de encajarse en el tubo de escape. Éste va guardando el hollín que se crea tras la combustión del diésel. Posteriormente, él y su equipo purifican el polvo recogido, eliminando metales pesados y demás sustancias con gran nivel de toxicidad para solo quedarse con las partículas finas y negras.

Éstas se disuelven hasta obtener una mezcla que puede usarse como tinta. El científico lo ha bautizado como tinta AIR-INK y creemos que es un modo muy original de reciclar.

Sin duda, inventos como los que te hemos presentado ayudan a mejorar el ambiente que respiramos, cada vez más contaminado y perjudicial para nuestra salud. Investigadores y expertos serán de gran relevancia para reducir las emisiones con las que estamos castigando a la Tierra y a nuestros propios cuerpos.