La logística involucrada en cortar el pelo de tu bebé por primera vez involucra más de lo que algunos pensarían. Tu bebé puede estar asustado por la nueva experiencia, y tú aún más por la responsabilidad que involucra. ¿Le temerá a los cortes de pelo de por vida? ¿Es mejor llevarlo a un experto o realizar el corte en casa? ¿Y si corto demasiado los preciosos rizos del bebé? ¿Cómo crearle un look que le quede bien? Te acompañamos en esta importante “primera vez” con tips que pueden ayudar.

Antes de comenzar…

La primera decisión es quién será el encargado de cortarle el pelo: existen peluquerías especializadas en niños, las cuales son excelentes para convertir una tarea aterradora o aburrida en un panorama entretenido. Cuentan con personal que sabe muy bien cómo distraer, tranquilizar y, a la vez, cortar el pelo sin errores que durarán por mucho tiempo.

Si no tienes uno cerca de ti o prefieres ahorrarte esos pesos, no te preocupes: tú puedes transformarte en peluquera por un día. Intenta convertir el evento en algo especial y si no confías mucho en tus habilidades, elige un peinado simple. Tal vez le puedas prometer un regalito después del corte o le puedas dar un libro para que lea mientras le cortas el pelo.

“Mi hijo era cauteloso con cualquier cosa nueva, así que para su primer corte de cabello lo llevé a un salón especial para niños donde pudo sentarse en un auto de carreras y ver a Peppa Pig en la pantalla frente a él”, dice la mamá Caro. “No le encantó, pero hubo suficiente distracción para mantenerlo sentado allí por el tiempo necesario, además nos entregaron una foto y un certificado, fue un bonito recuerdo”.

Cómo aliviar los miedos al corte de pelo

La familiaridad puede ayudar con el primer corte de pelo de tu bebé: considera la posibilidad de que te acompañe cuando tú necesites ir a la peluquería, para que conozca el ambiente, te vea y se dé cuenta de que no pasa nada malo. Así, se convertirá en un lugar que ya conoce y al que está acostumbrado.

También puedes mostrarle cómo te cortas el pelo tu misma o a tu pareja. Quizás le parezca tan entretenido que te pida que se lo cortes.

Jugar a la peluquería con tu hijo pequeño también podría ayudar, o que lo haga con sus muñecos, ya que les presenta la idea de que cortar el pelo es algo normal y divertido.

¿Resultado no esperado? No te preocupes

Los bebés pueden verse sorprendentemente diferentes después del corte de pelo, les puede cambiar mucho la cara. Para minimizar cualquier sorpresa, para padres o niños, sé muy claro con el peluquero si solo deseas un corte pequeño, puedes llevar una foto de referencia de un estilo que te guste. Y si se emocionan un poco con las tijeras, ¡trata de no entrar en pánico y recuerda que volverá a crecer en poco tiempo!

En última instancia, los cortes de cabello pueden ser un poco desalentadores para los más pequeños, así que practica tu paciencia y ten en mente que, aunque tome tiempo, eventualmente lo lograrán. ¡Buena suerte!